Fresh Line está integrada por productos que satisfacen las necesidades de higiene, limpieza y sanitización en una sola operación: limpian, desinfectan y desodorizan.
Su alta concentración y efectivos agentes otorgan un sistema de triple efecto que resulta práctico, conveniente y económico.